Stadium: “La serigrafía requiere ponerle mucho cariño”

Stadium centra sus esfuerzos comerciales en el ámbito de la serigrafía

Stadium es uno de esos negocios que, sin proponérselo, forman parte del paisaje más clásico de un barrio. Cualquier logroñés (de Logroño, España) que se haya planteado bajar de peso haciendo deporte durante los últimos veinte años se ha asomado al escaparate de su tienda, en la Plaza Primero de Mayo.

“Nuestra intención inicial era la de montar una tienda de deportes y compaginarlo con un servicio de serigrafía, pero al final siempre acabas encauzando tu negocio para centrarte en tus fortalezas”, explica su gerente, Javier Cotelo, rebobinando la memoria hasta su apertura en 1997.

Esa evolución natural que experimentan todos los negocios llevó a Stadium a ir reduciendo la venta de material deportivo -que aún sigue ofreciendo- para centrar sus esfuerzos en el ámbito de la serigrafía, a la que Cotelo considera “una profesión casi artesanal, que requiere mucho cariño”.

Así, de su cuenta corre la estampación de logotipos y mensajes “tanto en las camisetas de cuadrillas de amigos como en las de clubes de fútbol de hasta 500 jugadores”. Algunos de los encargos que han recibido en sus dos décadas de vida son de lo más particular: “Nos han traído a ‘marcar’ productos como tangas y calzoncillos con motivo de la celebración de una fiesta… ¡Dime tú dónde le pongo la serigrafía a un tanga, con la poca tela que tiene!”.

En el capítulo de la anécdota, Javier Cotelo también revela que en más de una ocasión han tenido que apagar algún que otro fuego: “Una vez vino la selección española para que serigrafiáramos algunos nombres, porque venían 15 jugadores y hasta poco antes del partido no se sabía quién iba a estar convocado”.

“Recuerdo también una vez que había nevado y el Logroñés (equipo de fútbol) no tenía ningún balón amarillo para disputar el partido, tal y como exigía la Federación; nosotros lo conseguimos”, añade.

Arreglar “desaguisados”
Respecto a la infinita competencia que ha generado la venta online en el mercado textil, en Stadium se mantienen serenos. “El trato aquí es diario, la comunicación es directa, no tienes por qué pagar por adelantado y el tiempo de entrega es muy reducido”, alega para subrayar sus fortalezas respecto a la venta por internet. Pero, además, incide en que “en muchos casos vienen clientes para que les arreglemos los desaguisados que les han entregado cuando han comprado online”.

 

Fuente: NueveCuatroUno.com
Lima, Perú
15 de diciembre de 2017
Edición 17