La impresión digital frente a la impresión offset

La impresión digital hace posible que los clientes soliciten pedidos variados sin desatender la calidad del resultado

Hoy en día es posible elegir entre varias posibilidades de impresión, sin embargo, no todo el mundo tiene claro cuáles son las diferencias entre las distintas tecnologías que ofrece el mercado.

Actualmente existen dos grandes sistemas de impresión que controlan el mercado: la impresión offset y la impresión digital. A la hora de hacer pedidos es muy importante saber las características de cada una, ya que así se podrá elegir la que mejor se ajuste a las circunstancias del cliente. Sin embargo, es necesario saber que la impresión digital ofrece, por norma general, mejores resultados que la tradicional impresión offset.

Impresión offset
La impresión offset es un sistema indirecto, es decir, emplea procesos intermedios para transmitir la información. Se trabaja con planchas de aluminio y, mediante una tecnología láser, se dibuja en ellas la información que se quiere imprimir.

La impresión offset trabaja con cuatro tintas (cyan, magenta, amarillo y negro) y toda la información se descompone en porcentajes de estos colores, por lo que es necesario tener una plancha para cada uno. La tinta se transmite a unos rodillos de caucho que, en contacto con el papel, dejan la impresión deseada.

La principal ventaja de este sistema es que cuanto mayor sea la tirada, más baratas saldrán las copias, por lo que puede ser una buena opción para encargos muy grandes. Sin embargo, cuenta con varios inconvenientes; la mayor desventaja es el tiempo que dura el proceso, puesto que trabajar con placas y tintas implica tener que dejar secar las impresiones por lo menos 24 horas, lo cual ralentiza en gran medida los tiempos de impresión.

Así mismo, las imprentas que la realizan tienen que tener mucho cuidado, ya que es posible que existan variaciones de color dentro de una misma tirada.

Impresión digital
Afortunadamente, en los últimos tiempos se ha ido perfeccionando otro sistema de impresión: el digital. La impresión digital es aquella que se basa en la transmisión de la información directamente a la máquina de imprimir sin necesidad de emplear otro tipo de mecanismos intermedios, como el uso de planchas.

Las impresoras usadas en este tipo de métodos son de gran calidad y permiten una rápida puesta en marcha. Así mismo, la tinta sale seca, haciendo posible que los materiales se puedan manipular de forma inmediata. Otra gran ventaja es que se puede imprimir en una gran variedad de soportes, como vinilo, PVC, imán, etc. Así mismo, se pueden cambiar los datos y cada impresión puede estar personalizada, algo que la impresión offset no permite.

Las características de la impresión digital hacen posible que los clientes soliciten pedidos variados sin desatender la calidad del resultado.

 

Fuente: El Plural.com
Lima, Perú
15 de diciembre de 2017
Edición 17