Impresión digital representa casi el 10% del mercado europeo de etiquetas

Las ventajas tecnológicas innovadoras de la impresión digital tienen una acogida considerable.

La tecnología de impresión digital ha cambiado considerablemente el panorama del manipulado de etiquetas, como muchos otros segmentos de las artes gráficas. La Federación Internacional de Fabricantes y Transformadores de Adhesivos y Termoadhesivos (Finat), que estudia de cerca la compleja cadena de suministro de lo que hoy en día se considera una etiqueta, decidió recientemente que había llegado el momento de analizar el segmento digital en profundidad.

Así, encargó un estudio detallado sobre los efectos de la impresión digital en la industria europea del etiquetado que describe el estado actual, las previsiones de cuota de mercado y el crecimiento hasta el 2022, los datos de referencia sobre empresas de manipulado y las tendencias de producción.

Valor de mercado en Europa
Según el estudio, la impresión digital representaba el 9,7 % del valor total del mercado europeo de las etiquetas impresas en el 2016, un porcentaje superior a la media internacional. Si bien es un porcentaje pequeño del valor total europeo -que supera los 16.000 millones de euros-, demuestra que las ventajas tecnológicas innovadoras de la impresión digital tienen una acogida considerable.

La investigación también sirve para conocer la cuota de mercado de las impresoras digitales según el tipo de máquina: chorro de tinta o tóner. De las 2.000 impresoras digitales de etiquetas instaladas en Europa, el 76 % son de tóner y el 24 %, de chorro de tinta/híbridas. Sin embargo, las previsiones de crecimiento hasta el 2022 indican que las máquinas de chorro de tinta crecerán a un ritmo anual superior al de las impresoras de tóner.

Retos digitales
Las empresas de manipulado revelan en el estudio los desafíos a los que se enfrentan con sus impresoras digitales. La primera dificultad es el costo de propiedad; la segunda, el tiempo de inactividad por problemas de servicio; y la tercera ‒dato interesante‒, el volumen de encargos necesario para mantener los equipos digitales ocupados.

Por otro lado, los dueños de impresoras de tóner señalan que imprimir blancos muy opacos es uno de los problemas con los que topan, mientras que los propietarios de máquinas de chorro de tinta citan los requisitos de acabado y la coincidencia cromática como obstáculos importantes.

Algunos clientes piden etiquetas impresas con técnicas distintas combinadas -probablemente para etiquetas versionadas‒, pero en general no especifican que se use tóner ni chorro de tinta, ni, de hecho, impresión digital. No obstante, sí que hay cada vez más clientes que piden a las empresas de manipulado que tengan tecnología de impresión digital. Así pues, el estudio confirma que se trata de un cambio de tendencia significativo en la industria del etiquetado.

Fuente: Alimarket
Lima, Perú
24 de octubre de 2017
Edición 15